consejos utiles para un riego eficiente

Fran >

Cuando se habla del riego de la siembra, sea de varias hectáreas o de pequeñas huertas, hay que decir que se trata de una instancia esencial para que los resultados sean los esperados, pero a la vez, no existe una teoría exacta o científica a la que el productor deba atenerse, aunque sí, varias técnicas comprobadas que se reconocen por su efectividad.

En este sentido, expondremos una serie de consejos útiles focalizados en el riego de huertos urbanos:

  • Asegurarnos que no ha llovido pocas horas antes de regar, puesto que la semilla o brote ya puede contar con la humedad suficiente.
  • Tener en cuenta que lo ideal es que el huerto no sólo cuente con el riego adecuado, sino también con la suficiente luz solar.
  • no encharcar el receptáculo del huerto urbano; excepto que el calor sea extremo y la tierra absorba con mucha rapidez el agua acumulada.
  • Asegurarse, si se va a tener una ausencia prolongada sin atender el huerto, garantizar un sistema de goteo calibrado al mínimo posible. Este sistema es ideal para hortalizas.
  • Evitar durante el riego mojar hojas o frutos, puesto que favorecen el nacimiento de hongos y la posible sequedad de dichas hojas, producto de la acción del sol sobre el agua en la planta, conocido como "efecto lupa".
  • No descuidar nunca el riego regular cuando hemos elegido tierras arenosas para nuestra huerta, ya que éstas absorben rápidamente el agua.
  • Conviene siempre regar a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, para evitar las horas más calurosas, nunca aconsejables para un riego eficiente.
  • Controlar que el agua con la que estamos regando no esté demasiado fría ni demasiado tibia, ya que ninguno de estos extremos es beneficioso para la sensibilidad de los vegetales.

En capítulos posteriores ahondaremos en otras características de riego con cultivos específicos, ya que se dan ciertas variaciones entre verduras, hortalizas y frutas de distinto tipo.